2 de marzo de 2010

Fútbol para todos, ¿medio ambiente para quién?

La sustracción de fondos destinados a la cartera ambiental, ocurre en el peor momento y de la peor manera.

fútbol para todos


El día jueves 18 de febrero se dio a conocer la sorprendente noticia del desvío de más de 140 millones de pesos de partidas destinadas a la Secretaría de Ambiente, para cubrir el déficit generado por el acuerdo entre el Gobierno y la AFA. Ante esta situación, la Fundación Vida Silvestre Argentina expresa su oposición a la reasignación de partidas destinadas a la gestión ambiental para otros fines y solicita que se revea esta medida.
La decisión no deja de asombrar, al dejar una vez más en claro la prioridad que tiene la delicada problemática ambiental en las políticas de Estado. A pesar de la insistencia en el discurso oficial de la importancia del tema en la agenda pública, esta reducción del presupuesto para el área es sólo una muestra más de la poca atención que se brinda a uno de los principales temas de preocupación de la sociedad.

Resulta sencillo sumar ejemplos sobre esta afirmación: la escueta partida presupuestaria asignada a la implementación de la Ley de Bosques (menos del 50% de lo previsto en la norma), la falta de medidas concretas para resolver la problemática de la pesca de la merluza (cuya población se redujo en los últimos 20 años en un 80%), entre muchas otras.

La sustracción de fondos destinados a la cartera ambiental, ocurre en el peor momento y de la peor manera. Acrecentando aún más la desconfianza de parte de los gobiernos provinciales, que todavía están definiendo su ordenamiento territorial, y que no estarán dispuestos a comprometer esfuerzos para el manejo de sus bosques nativos si no se vislumbra siquiera la intención de cumplir con lo comprometido desde el Estado Nacional.

Una muestra clara de esta situación es la propuesta de Ordenamiento Territorial presentada recientemente por la Provincia de Formosa, en la que casi el 90% de su territorio ha quedado en la categoría más baja de protección y sin posibilidad de acceder al subsidio por parte de la Nación. Es claro que el subsidio podría haber funcionado como un incentivo para un manejo forestal diferente, pero no así la promesa lejana de un eventual subsidio.

El área que se está desfinanciando para favorecer a “Fútbol para Todos” es precisamente aquella en la que el Presupuesto Nacional está en deuda, y no sólo por lo exiguo de su financiamiento, si no porque además, explícitamente la Ley de Presupuesto Nacional 2010 establece que la partida de Ecología y Medio Ambiente deberá incrementarse hasta 300 millones para conformar el Fondo Nacional para el Enriquecimiento y la Conservación de los Bosques Nativos. Hay que mencionar, que la ley 26331 que estableció dicho fondo en realidad preveía conformarlo con “al menos el 0,3% del presupuesto nacional”, es decir unos 821 millones de pesos.

¿Qué significan 144 millones?
Equivale a la mitad de la partida presupuestaria asignada para el 2010 para la aplicación de la Ley de Bosques
Equivale al 65% del presupuesto anual de la Administración de Parques Nacionales, que maneja el principal sistema de áreas protegidas del país.

Equivale a la mitad del presupuesto anual asignado para el 2010 de las cuatro áreas (Planificación y Política Ambiental, Promoción del Desarrollo Sustentable, Coordinación de Políticas Ambientales y Control Ambiental) más relevantes de la Secretaría de Ambiente.



El Programa Fútbol para Todos ya tenía asignado el doble del presupuesto que estas cuatro áreas de la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable en su conjunto.

Fuente: Fundación Vida Silvestre

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Cualquier forma respetuosa de participar es bienvenida, espero tus comentarios !!